jueves, diciembre 31, 2015

Luces de Nueva York



Estoy en la terraza del décimo piso del Waldorf Astoria viendo el ir y venir de las personas en la gran manzana, el tráfico en las calles y la modernidad en todo su esplendor. La tierra de las ilusiones. Atrás de mi está el bullicio de la fiesta de fin de año, típico desmadre neoyorkino.
Las luces de esta ciudad y sus rascacielos se imponen ante la luna. Alguien grita algo en un inglés que no entiendo y todos alzan sus copas, se acerca a mi un señor alto, ebrio, "feliz año" me dice balbuceando, muy instintivamente nos abrazamos y parece que se le dificulta mantenerse en pie, le invito un cigarro y empieza a contarme su vida (que ya me sé de memoria) "soy El temerario, ¿si te acuerdas de mi? ahora me ves bien vestido, pero mañana me veras tirado en el piso y no quiero que me levantes ni me tengas lastima, esta vida la escogí yo y así me gusta, tengo 50 pesos y me alcanza para mi tonaya, es todo lo que me hace feliz."  Se va balbuceando más cosas ininteligibles. Regreso la mirada a los focos de la marquesina de mi casa y vuelvo a pensar en las Luces de Nueva York, por supuesto, en la bocina de mi casa está puesta esa canción de la Sonora Santanera. 

Estoy recargado en el zaguán de mi casa, viendo el ir y venir de mis vecinos, niños quemando cohetes sin supervisión alguna, los primeros borrachos de la cuadra haciendo su aparición y deseandome un feliz inicio de año.  Me prendo otro cigarro y ahora estoy en Londres, después en Rio y me quedo un rato en Cuba. Vuelvo la mirada a los focos navideños de mi casa. Tenía tres años sin estar las fechas decembrinas aquí y me entristece no sentir la misma emoción por este día como cuando era un niño. Creo que de eso se trata, no dejar que nos roben la inocencia, no dejar de ser niños. No meterme tanto en mi papel de adulto. 

Tenemos otra oportunidad, hacemos Checkpoint y seguimos jugando con mas energías. Vendrán tiempos mejores y también peores, al final, volveremos a ser niños y nos emocionaremos nuevamente, de hecho, justo ahora. ¿Por qué no?.


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal